PARROQUIA SAN PABLO APOSTOL Diocesis de San Pedro de Macoris - Testimonios del Mes
  Diócesis de San Pedro de Macoris
  Mensaje de nuestro párroco
  Parroquia San Pablo Apóstol
  Horario de las Misas
  Actividades Parroquiales
  Testimonios del Mes
  Esquina Joven
  Galería de Fotos
  Capsulas de Salud
  La Palabra Diaria
  Contador de visitas
  Nuestra Historia
El señor es bueno y misericordioso. Su primera muestra de amor hacia mi fue los padres que me regalo. Un hogar lleno de amor, de valores y de temor a Dios. Estos son los principios en los que fui formada. Crecí en un hogar cristiano, donde las palabras AMOR, HONRRADEZ, TRABAJO, JUSTICIA, HONESTIDAD, no me eran ajenas, mas bien fueron la base de mi educación. Desde niña forme parte de comunidad, servidores de Cristo, luego lider juvenil, una persona totalmente activa en la vida parroquial. Al ir creciendo fueron despertando en mi, inquietudes, aspiraciones y necesidades, la necesidad de obtener una profesión, para através de mi trabajo devolver un poco de lo que había recibido. Cursos técnicos, universidad, Esto hacia que cada día me alejara más de la vida parroquial, hasta que me desconecte por completo. Obtuve el titulo de Lic. En Orientación mención Recursos Humanos, en la UASD. Me dedique a trabajar en otros aspectos, en el 2005 me fui de la ciudad ya que las oportunidades en SPM eran muy limitadas, siempre guiada por los valores y la formación que me habían dado mis padres. Estaba trabajando como supervisora de operaciones de Claro Codetel en la oficina de Punta Cana cuando descubrí que estaba enferma, empezaron unos leves dolores de cabeza y malestar general lo que asumí que era estrés, el señor permitió que me diera una hemorragia ocular, se explotaron algunos vasos capilares de mi ojo derecho, fui al medico me indicaron varios análisis, y una tomografía la que revelo una formación de características inespecíficas y una posible neoplasia por lo que me indicaron resonancia magnética, y angiotomografia cerebral. Se determino que era un tumor y debía ser operada lo mas rápido posible, ya que era de carácter invasivo. Riesgos, podía quedar parapléjica, ciega, sorda o morir en la cirugía ya que el tumor era muy grande y tenia arropado el nervio óptico y la carótida. A todo esto se suma que por burocracia del seguro este no cubre la cirugía. Decidimos hacerlo con el único doc. Que me dio confianza, en el Hospital Salvador Gautier el Doc. Jorge Gamaliel Binet y su equipo, un ángel que el señor puso en mi camino y las manos que Dios utilizo para hacer su obra. Se hicieron cadenas de oración en todas las iglesias sin importar la religión, mi casa se convirtió en un templo. Se hizo la cirugía y todo Salio bien, hubo una pequeña prueba, crisis, convulsiones, pero Dios no me abandono. Tres meses después vino la radioterapia para reducir por este método la parte del tumor que quedo dentro. Dios nuca me abandono su obra fue de sanación y liberación. Hoy tengo lo que siempre anhele que era estar en mi casa, con mi familia. A veces suceden cosas que no entendemos pero Dios siempre tiene un propósito para nosotros, y se cumplirá aunque no lo entendamos. He vuelto a la casa de mi padre. Indihra Mariana Paredes Soriano
Hoy habia 1 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=